Contratos de Alquiler, ¿qué deben incluir?

¿Quién no ha tenido problemas con un inquilino o el casero? Es muy común que en esta relación, por lo general a largo plazo, surjan desavenencias derivadas de infinidad de circunstancias que nos obligan a recurrir a los contratos de alquiler firmados inicialmente para comprobar quién tiene la razón.  

Contratos de alquiler

Por este motivo, este contrato de alquiler o arrendamiento debe recoger todos los factores que puedan suponer un posible conflicto y por lo tanto, no deben redactarse a la ligera, puesto que lo que en él figure, debe estar perfectamente cerrado de cara a futuros posibles conflictos o desacuerdos entre las partes.

Cómo redactar correctamente Contratos de Alquiler

A continuación, os exponemos qué aspectos debería recoger un contrato de arrendamiento básico. De esta manera, esperamos que logréis minimizar riesgos y posibles desacuerdos futuros con el inquilino.

Os aconsejamos también que echéis un vistazo a la LEY 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos vigente para esclarecer los derechos y deberes que deben asumirse en materia de arrendamientos, que nunca está de más.

  • En primer lugar, deben figurar los datos de cada una de las partes: Nombres, apellidos, DNI, domicilio, el papel de cada una de las partes (arrendador y arrendatario) e indicar si son mayores de edad.
  • El objeto del contrato, es decir, qué y para qué. En este caso sería el inmueble para su alquiler: si es un piso, ático, edificio unifamiliar, etc. También debe figurar la dirección del inmueble y la referencia catastral.
  • Fecha y duración del contrato pactada entre arrendador y arrendatario, así como las prórrogas.
  • Precio de la renta. El casero y el inquilino pueden pactar libremente el precio y debe figurar en el contrato.
  • Precio y condiciones de la fianza. Si se devolverá al finalizar el contrato, etc.
  • Indicar quién paga otros gastos relacionados. Por ejemplo, gastos de la comunidad, IBI, agua, luz…
  • Establecer quién debe asumir costes de reparaciones. Por norma general, los gastos de reparaciones de daños producidos por el uso habitual y a modo de mantenimiento, los asume el propietario y el resto lo asumirá el inquilino.
  • En un documento anexo, es importante detallar el estado del inmueble y del mobiliario que contiene, así al abandonar la vivienda el inquilino, se podrá justificar el empleo de la fianza en caso de haber daños.

Las Claves de los Contratos

Toda esta información, y a modo de resumen, la recogemos ordenadamente y de la forma más clara y precisa en los siguientes apartados en los que se compone un contrato de arrendamiento:

Lugar y fecha: Dónde y el día en que se firma el contrato.
Reunidos…En esta sección se recogen los datos de las partes.
Exponen…Cuál es el objeto del contrato.

Cláusulas:
1) Objeto
2) Duración
3) Renta
4) Fianza
5) Revisión de la renta
6) Gastos
7) Conservación de la vivienda
Firmas.

Pide ayuda a los profesionales

No obstante, aunque estos consejos pueden ayudarte en gran medida a la redacción de los contratos de alquiler, recomendamos que acudas a un profesional que te preste asesoramiento a la hora de redactar este tipo de contratos para que no se nos escape ningún detalle, ya que dependiendo de la situación y necesidades de cada uno, esto puede variar.

En Avantis Legal, nuestros asesores jurídicos y letrados, pueden ayudarte en la redacción de un contrato de alquiler adaptado a tus necesidades y que no dejará ningún cabo suelto. Asimismo, disponemos de un modelo de contrato homologado por el Tribunal de Arbitraje Institucional.
¿Tienes un piso en alquiler? ¿Crees que tu contrato reúne estos puntos?

Si quieres ser el primero en conocer nuestros nuevos posts jurídicos, síguenos en:

Facebook   Twitter   Linkedin   Google+   Instagram   Pinterest   Flickr

Deja un comentario