Costas Judiciales, ¿quién las paga?

En muchas de las sentencias que se dictan, se encuentra el apartado de costas, y por lo general especifica quién debe hacerse cargo de ellas. Para entender bien su significado es necesario concretar a qué aspectos se refiere.

Costas

¿Qué engloban las costas?

  • Los honorarios del abogado. Y en el caso de que haya sido necesaria la participación de un procurador, los derechos de éste también se incluirían.
  • La publicación obligatoria de anuncios o edictos durante el procedimiento.
  • Los servicios de los peritos.
  • Todos los documentos de Registros Públicos, certificaciones, testimonios… que hayan sido necesarios durante el juicio. Aquí se excluyen los que haya solicitado directamente el juzgado, que serán gratuitos.
  • También los servicios de las notarías.
  • Las tasas correspondiente por el ejercicio de la potestad jurisdiccional.

En el artículo 241 de la Ley de Enjuiciamiento Civil se puede encontrar de manera más detallada todos los elementos susceptibles de encontrarse dentro de las costas.

¿Qué es la condena en costas?

Durante el periodo en que dura el juicio, cada una de las partes debe hacerse cargo de estos servicios, y es por tanto, en el momento de la sentencia cuando surge la opción de que el Juez estipule qué parte se responsabiliza de los gastos derivados, no solo de su propia defensa, sino también, de la parte contraria. En este aspecto, se pueden dar ciertas excepciones. Por ejemplo, que la parte demandada acepte el desistimiento (aquí ninguna estaría obligada a pagar). En cambio, si el demandado se niega al desistimiento, es en el demandante en quien recae la obligación de saldar las costas del proceso, dando lugar a la Condena en Costas.

¿Hay siempre una condena en costas?

Puede darse el supuesto de que en la sentencia no haya ninguna referencia a la ejecución de los gastos, por lo tanto, cada parte tendría que hacerse responsable de sus propias costas, sin importar a qué lado se inclina la resolución. ¿En qué procedimientos se puede dar esto? Por lo general, en juicios englobados dentro de las ramas del Derecho de Familia o en el Laboral.

Insolvencia de la parte condenada en costas

Al contratar los servicios de un abogado, lo más conveniente es crear una provisión de fondos para evitar problemas. De no ser así, es posible que la parte culpable se declare insolvente, dando lugar a que sea incapaz de responsabilizarse del pago. En este caso, es el vencedor en costas el que abona a modo de crédito la cantidad estipulada y se abren diligencias para conseguir obtener la cuantía económica del insolvente en un futuro, ya sea mediante dinero o embargando sus bienes.

¿Crees que este proceso judicial es acertado o necesitaría ser modificado?

Si quieres ser el primero en conocer nuestros nuevos posts jurídicos, síguenos en:

Facebook   Twitter   Linkedin   Google+   Instagram   Pinterest   Flickr

Deja un comentario