Infografía: Pasado, Presente y ¿Futuro? Del Canon Digital

Cuando se suprimió el recargo en las compras de discos duros, DVDs y cualquier otro tipo de soporte digital y que popularmente recordamos como Canon Digital, los beneficios que se recogían con este gravamen eran repartidos por las distintas organizaciones relacionadas con los derechos de autor, junto con un porcentaje de los beneficios (20%) que se destinaba a programas sociales. En 2012 el Canon Digital fue sustituido y se rebajaron los impuestos  de estos artículos,  a cambio de reservar una partida de los Presupuestos del Estado para compensar las copias digitales. Ahora, tras cuatro años funcionando con ese sistema, el Tribunal de Justicia Europeo ha contestado a la demanda por parte de Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual (ADEPI) y dictamina que el sistema actual no se ajusta a la legalidad.

canon

¿Por qué resulta más legal el Canon Digital?

Según el Tribunal de Justicia Europeo, el sistema que está en uso en España y que utiliza los Presupuestos Generales del Estado para compensar a los autores por las pérdidas que surgen al realizar copias de sus trabajos en vez de comprarlos directamente, no asegura que sean esos ciudadanos, los que realizan los duplicados, los que se responsabilicen del recargo, y en su lugar, al proceder de una partida pública, todos los ciudadanos pagan indiscriminadamente.

Más allá de entender que un vecino o un compañero de trabajo, o incluso uno mismo copie más discos, películas o libros en formato digital que un ciudadano que solo consume obras originales y no las comparte con nadie, lo que es cierto y seguro, es que ahora la decisión está en la carpeta de asuntos pendientes del Tribunal Supremo y tarde o temprano dictará sentencia. ¿Qué podemos esperar? En el peor de los casos, al menos en lo que corresponde a las deslucidas arcas del Estado, es la devolución económica de la recaudación equivalente a los últimos cuatro años. Las complicaciones aparecen si se hace un cálculo teniendo como referencia lo recaudado entre 2008-2011, cuando estaba en funcionamiento el Canon Digital, y aparece la incómoda cifra de 400 millones de euros. Por lo tanto, si enfrentamos este resultado a los escasos 23.6 millones que se destinaron entre 2012 y 2015, el camino, cuanto menos, se antoja escabroso.

A continuación os dejamos una infografía sobre el recorrido del Canon Digital, desde las causas de su implantación, hasta hoy en día, que estamos a la espera de saber qué dictaminará el Tribunal Supremo y si al final el sistema de devolución, al tratarse de dinero público, tendrá en cuenta a los ciudadanos que hayan realizado cientos de copias durante estos años, o no.

Canon 2

Descubre más infografías legales en nuestros espacios de

Facebook  Twitter  Linkedin  Google+  Instagram  Pinterest  Flickr

Deja un comentario