Fianzas y su eterna relación con los alquileres

Desde 1993 siempre que alquilamos, ya sea una vivienda o un local destinado a otra función que no sea el de ser habitado, es obligatorio depositar las fianzas como salvoconducto para quien lo alquila. Pero al igual que el inquilino tiene la obligación de entregar esa cantidad de dinero al entrar a vivir, el propietario, en condiciones normales, también debe devolverla al término del contrato.

Fianzas

Continúa leyendo Fianzas y su eterna relación con los alquileres